Cualquier empresario que se ha tomado el trabajo de vender su empresa por su cuenta, sabe que es un proceso largo, tedioso y estresante. Consume tiempo y distrae de la operación diaria del negocio. Cuando su atención debe centrarse en mantener o aumentar el valor de su negocio, el proceso de venta puede convertirse en una pérdida de energía.

Es por esta razón, que se recomienda la contratación de un profesional con experiencia que le ayude y lo guie en el complicado proceso de venta de su negocio. Son varias las áreas que deben ser abordadas, en las cuales se valora claramente su aporte:

  • Confidencialidad: Que mejor que un tercero, conocedor y con experiencia, para proteger la identidad e intereses de la empresa, evitando problemas con empleados, clientes, proveedores, etc.
  • Continuidad de la operación del negocio: La venta de la empresa toma mucho tiempo y si es el propietario el que realiza esa función terminará descuidando las funciones de la empresa, entre ellas la gestión y crecimiento de la misma, incluso afectando posibles negociaciones futuras.
  • Potenciales interesados: Un profesional con experiencia cuenta con las herramientas y los recursos para llegar a la mayor cantidad de compradores posibles, aprovechando también contactos generados durante varios años de trabajo.
  • Mercadeo: El profesional conoce los intereses mas importantes de un comprador de acuerdo a su perfil y esto le permite conducir la negociación a un mejor precio de venta.
  • Valoración del negocio: Valorar una empresa es difícil y cada negocio es diferente, con muchas variables que inciden en el valor final. Contar con alguien con experiencia ayudará a maximizar el valor de la empresa.
  • Negociación y cierre: Gracias a la dedicación exclusiva del profesional a la venta de este tipo de negocios, es muy probable que el acuerdo se cierre en menor tiempo

En conclusión, utilizar los servicios de un profesional, le permite al dueño centrarse en la gestión del negocio, reduciendo el riesgo de una caída en la operación durante el proceso de venta. Una venta facilitada por un consultor ayuda a maximizar el producto de la venta mediante la participación de un gran universo de compradores y garantizando la confidencialidad del proceso.